Trabajo forestal: Ropa anticorte o ropa especial para el manejo de motosierras

Los equipos de protección personal o EPIS son parte indispensable del material de trabajo diario en múltiples sectores.

Si a todo el mundo le parece lógico cocinar con un delantal, cuánto más lo ha de ser usar una ropa adecuada para manejar una motosierra, sanear una colmena o construir un cierre metálico.

En nuestra división de ropa y calzado para el trabajo (Ver catálogo) tenemos un amplio abanico de posibilidades para todo tipo de tareas, que van desde las botas de goma, hasta chaquetas para salir al monte o zuecos exteriores y las cazadoras de estilo náutico.

Ropa anticorte Husqvarna

Ropa anticorte y de protección. Foto web Husqvarna

Esta vez toca hablar de la ropa anticorte o ropa especial para el manejo de motosierras.

Está claro que el mejor seguro para evitar un accidente con las sierras son la prudencia y la experiencia, pero hasta en el caso de mayor veteranía es posible que se den capítulos no deseados y cuando eso sucede con una máquina que va a tantas revoluciones por minuto, el resultado puede ser desagradable.

Para el trabajo forestal en altura o a pie y también para el leñador doméstico se han inventado los pantalones anticorte.

No se trata de pantalones que resistirían todo tipo de embestidas, pero cuentan con refuerzos acolchados en zonas estratégicas en las que se suelen dar la mayor parte de los accidentes cuando se suelta una cadena, cuando esta no corta o cuando se engancha la ropa en los dientes del aparato. Algunos pantalones, además de proteger los muslos y la zona de las tibias, cuentan incluso con refuerzo en la cintura.

Otras de sus prestaciones es que son impermeables, de modo que protegen la vestimenta del usuario de las empapaduras derivadas de trabajar al aire libre. Además, la mayor parte de los modelos cuentan con cremalleras o zonas de ventilación, precisamente para evitar condensar el sudor.

La ropa laboral también nos protege haciéndonos más visibles, y el caso de las prendas pensadas para silvicultura es uno de ellos, ya que recurren a colores flúor que contrastan con la floresta. Ver y ser visto (o vista) por el resto del equipo ayuda a evitar decenas de accidentes potencialmente peligrosos.

Los guantes anticorte son otro de los elementos que debe haber en un EPI de trabajo forestal, pues, además de proteger los dedos, amortiguan la vibración y evitan deslizamientos por el sudor.

Para el caso de que el pantalón no sea modelo peto, otro complemento esencial es la chaqueta, reforzada en pecho, abdomen y antebrazos y con diversas posibilidades en cuanto a bolsos para el material.

Un pantalón y chaqueta de estas características pueden literalmente salvar la vida de un trabajador ante accidentes por rebotes, tirones y retrocesos originados por la máquina. Los efectos de los excesos de trayectoria en el corte, igual de peligrosos, también se pueden minimizar con pantalones de estas características. Eso sí, para completar una buena seguridad en este ámbito es preciso un calzado de trabajo apropiado, con refuerzos, antideslizante y bien sujeto al tobillo. Solo así se puede hablar de prevención también para los siniestros derivados de caídas durante la tala o durante el traslado de la motosierra.

Además, como es obvio, sin casco, auriculares y gafas o antiparras, tampoco habrá seguridad ante las vibraciones, el ruído excesivo y las peligrosas astillas incrustadas.

Valora si te ha parecido interesante este artículo sobre la ropa anticorte y de protección.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + dieciseis =

Menú