Claves para mantener el agua de la piscina limpia

Aunque la mayoría de los Ayuntamientos no regulan el uso del agua en piscinas, en Soutelana Ferretería tenemos claro que, para un consumo sostenible es indispensable conservar el agua de la piscina limpia el máximo tiempo posible. Renovar el contenido de tu piscina cada dos semanas, además de un trabajo engorroso, puede suponer un consumo muy poco ecológico en época de escasez como es el verano.

Piscina limpia

Para mantener el agua de la piscina limpia tendrás que tener en cuenta tres factores: desinfección, PH y algas.

1 – Primero, hablaremos de la desinfección del agua. Se realiza con cloro y normalmente está garantizada en los primeros días, si se ha empleado el abastecimiento municipal. A partir de los primeros días de uso, la presencia de mucosas orgánicas de los usuarios, hojitas o pequeños insectos, compromete la salubridad de cada baño. Para aplicar el cloro hay que hacer caso de las indicaciones del fabricante y recordar consejos básicos como mantener la piscina vacía (sin usuarios) y aplicar un filtrado de varias horas después de añadir el producto.

Hay varios métodos: las tabletas de cloro, un aparato de electrólisis salina o el oxígeno activo. Elige el que más se ajuste a tus necesidades y presupuesto y sigue las indicaciones.

cloro gre choque pastillas

Cloro en pastillas de la marca Gre

2 – Nuestro segundo objetivo son las algas. La presencia de moho y algas es inevitable con el paso del tiempo. Cuando apliques el cloro aprovecha para emplearte a fondo con un alguicida, y, si ves verdín, frota las paredes de la piscina para que se desprenda. Filtra durante unas horas para eliminar las impurezas. Si ves que estas permanecen, emplea un floculante. Este producto engordará las partículas más pequeñas para que el filtro las atrape sin dificultad.

3- El PH es muy importante para que los bañistas no sufran en la piscina. Si está muy alto, la piel se debilitará y los ojos se irritarán, y si es demasiado bajo, corres el mismo riesgo. Además, interfiere en la acción del desinfectante. El valor ideal debe estar entre el 7,2 y el 7,6 para un correcto funcionamiento de todos los productos.

Por último, recuerda que si tapas el vaso de la piscina cuando no lo uses evitarás el deterioro de la calidad del agua.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − dos =

Menú